Blogia
Neruda

SOBRE LA FUNDACIÓN NERUDA

Por MICHELE METTA correoda@hotmail.com

 

http://islainfinita.altervista.org

 

Francisco Velasco es un testigo especial de la vida de Pablo Neruda, siendo que junto al poeta compró aquel solar en aquella extremidad tan particular de Valparaíso en que los dos edificaron las casas de ambos. Esa cercanía así grande -que era obviamente también una comunión espiritual- permitió que Velasco pudiera compartir mucho de la vida cotidiana y unos de los pensamientos mas íntimos de Pablo Neruda.

 

Por lo tanto, es enormemente importante y fidedigno su testimonio cuando, en su libro El gran amigo, cuenta de una postal de Neruda llegado de París, con una imagen de la Catedral francesa de Notre-Dame, junto al comentario, típico del humorismo nerudiano: "Este es un modelito de edificio para Cantalao". Velasco bien lo sabia lo que entendía Neruda con esta palabra, y lo explica igualmente bien a nosotros: "[Neruda] compró un pequeño terreno (...) que denominó Cantalao. (...). Estaba destinado, en el futuro, a una especie de colonia, de escritores jóvenes que pasaran allí períodos largos, consagrados a escribir sin preocupaciones, [siendo que] todo esto sería financiado y administrado por una Fundación Nerudiana, también por crearse".

 

Cantalao trae origen del libro de Pablo Neruda ‘El habitante y su Esperanza’, que empezaba con un "Ahora bien, mi casa es la última de Cantalao". Cantalao es ahora también el nombre que levantamos, el símbolo contra la horrible traición que desdichadamente cumplieron contra Pablo Neruda, y que aquí, en detalle, desvelaremos.

 

Cuando Matilde Urrutia, ultima esposa de Neruda, Pablo muerto, decidió cumplir las disposiciones testamentarias de él, optó por un abogado que habría tenido que ser sinónimo de fidelidad y respecto de los ideales nerudianos. El abogado en efecto era, y es, el hermano de Aida Figueroa, militante comunista, amiga del premio Nobel desde el periodo en que él aun estaba junto a Delia del Carril: estamos hablando de Agustín Figueroa. Lamentablemente, lo que pasó después desmiente lo que Matide había actuado de buena fe. Vamos a explicar porque.

 

Existe una empresa llamada Cristalerías De Chile; ingresando en el sitio web de esta (http://www.cristalchile.cl), podemos averiguar que, en el directorio hay exactamente el nombre del mismo Agustín Figueroa. El presidente de Cristalerías de Chile es Ricardo Claro. Ahora, ¿quién es Ricardo Claro?

 

A darnos indicaciones acerca de la identidad de Claro Claro nos ayuda un documento desclasificado de la CIA, los servicios secretos de los EE.UU., que tuvieron un rol enorme en el derrocamiento de Salvador Allende y en el allanar el camino a la dictadura. El documento es la transcripción de la conversación extremadamente reservada -dado que es aquella entre el Secretario de Estado de los EE.UU. Kissinger y el dictador pinochet- ocurrida al margen de la reunión de la OEA (Organización de los Estados Americanos) el 8 de Junio 1976, quiere decir cuando el régimen militar chileno ya ampliamente había empezado con su horrible actividad de tortura y muerte. Como se puede intuir, a esta conversación -talmente reservada y delicada que es parte de un documento clasificado TOP SECRET de la CIA- podía participar en campo chileno solamente quien fuera totalmente integrado en la dictadura y de acuerdo con sus violencias. ¿De quién estamos hablado? La respuesta es: Ricardo Claro.

 

Claro no solamente tiene autorización a estar allí sin problemas, pero intervine muchas veces, por ejemplo para tratar de persuadir Kissinger que existía el peligro de una agresión por el Perú, con la ayuda, él dice, de los Cubanos, y para fortalecer sus argumentaciones cita un encuentro con expertos militares de los EE. UU. en el 1974, durante el cual había conversado de la situación en Angula.

 

Claro es evidentemente persona perfectamente homogénea con el régimen militar que ensangrentó a Chile para 17 años, es un hombre en la cumbre de la jerarquía y de la confianzadel dictador pinochet, tanto que está también, en el rol de asistente del Ministro del Exterior Ismael Huerta, en el gobierno que el general comandó.

 

¿Cómo llegó Claro hasta esa posición tan relevante en la nomenclatura del régimen? Existe quien, lamentablemente, unas ideas acerca de eso, las tiene. Digo lamentablemente porque esa idea ha tenido que formarla en su propia piel, por tramite del sufrimiento por la muerte de un familiar; es lo que pasó a Mario Fernández, el cual miró entregar a los carabineros a su hermano y a otros trabajadores de Cristalerías De Chile, mientras que Claro continuaba tranquilamente comandando esta empresa suya: tanto a su hermano como a los demás los encontrarán sin vida en diferentes calles de Santiago, con muchísimos signos de tortura y de balas.

 

Puede ser esa la razón por la cual, cuando Jaime Castillo Velasco y Andrés Zaldívar trataron de informar unos de los miembros de la OEA de las torturas, de los muertos, de los desaparecidos que en aquel momento, a menudo, había en Chile, ¿fue el propio Ricardo Claro que los acusó de ser traidores de la Patria? O la explicación del porque, ahora aun, en las frecuencias del canal de la televisión MEGA -igualmente de Ricardo Claro- resuena la voz de Padre Hasbún, cura que durante el régimen magnificó a pinochet, y que hoy día declara que el intento de procesar el dictador cuando arrestaron a pinochet en Londres en 1998 ha causado al general sufrimientos comparables a los de Cristo en la cruz?

 

¿Quién trata de desmentir a Mario Fernández? Agustín Figueroa. Quién es el que jamás se retiró de una empresa cuyo dueño es Claro, parte integrante -como acabamos de mostrar- del régimen militar? Agustín Figueroa. Un insano matrimonio por negocios entre los dos -Claro y Figueroa- que no se limita a la sola Cristalerías Chile; Figueroa está en la cumbre de muchísimas otras empresas de Claro: vicepresidente de la Viña Santa Rita; presidente del directivo de Marítima Inversiones, una holding che controla la Compañía Sudamericana de Vapores; presidente del directivo hace mas que 20 años de Termas de Puyehue y dirigente de otras dos empresas de Ricardo Claro. Matrimonio del que nació un hijo horrible e incestuoso, generado de las inversiones por Figueroa de todo el ingreso de la Fundación Neruda, que desdichadamente dirige, a favor de Cristalerías Chile del pinochetista Ricardo Claro.

 

Esto es de verdad una paradoja clamorosa y doble, siendo que no solo Figueroa invierte a favor de una empresa de la que él mismo es el director (por eso usamos la palabra incestuoso), pero también financiando a un personaje importantísimo de la sanguinaria dictadura chilena con el dinero de los derechos de autor (y no solo) de un hombre, Neruda, que por toda su vida había luchado para la libertad y condenando totalmente el pinochetismo, régimen que lo odiaba.

 

¿Cómo contesta Agustín Figueroa a esas criticas? En la manera peor: poniendo por las nubes a Ricardo Claro, desde las cuales Claro lo llama para que Figueroa vaya sentándose a su derecha. ¿Qué permite que Agustín Figueroa tenga así tanta libertad de maniobra, o mejor, así tanta desaprensión? El haber obtenido, a través de operaciones arbitrarias y sumamente discutibles, una posición de predominio total en la Fundación Neruda: rinde su función de Presidente de la Fundación vitalicio, y eso mismo es lo que hace con los otros miembros de su familia, que pone en el directorio de la Fundación, y que, mira tu, son su hermana Aída Figueroa, su esposa Marcela Elgueta, y su socio Jorge Del Río.

 

Pero la trágica historia de la traición por la Fundación Neruda propio del poeta de que tiene el nombre no termina aquí: Figueroa utiliza la "Ley antiterrorista", que es una ley creada por la dictadura, para mantener sus propios intereses. El 12 de Diciembre 2001, en efecto, ocurrió un incendio forestal en la propiedad que Figueroa tiene en la comuna de Traiguén, IX Región. Aunque los sospechosos fueran de inmediato contra a un grupo de Mapuches, esos fueron declarados totalmente inocentes en un regular juicio. Pero, aprovechándose de su poder, de su rol de abogado y profesor de Derecho muy famoso, y también de su bien conocida capacidad de influenciar los ministros de la Corte Suprema de Chile -siendo amigo intimo de ellos y miembro del Tribunal Constitucional- Figueroa consigue que la Corte emita una sentencia trágicamente histórica, en el sentido que, utilizando la "Ley antiterrorista", declara que los imputados -los mismos que antes habían obtenido la absolución- son culpables no porque fueran los que habían incendiado la casa de Figueroa, sino porque serían una amenaza terrorista, liberando de esa manera a Figueroa de la complicación de contestar con otros medios a las importantes, incomodas preguntas que los Mapuches mismos estaban haciendo acerca del latifundismo "salvaje" de Figueroa y de unos de los amigos de él.

 

Que insulto sea -a la jurisprudencia y no solo a esa- lo explica perfectamente la carta abierta del deputado socialista Alejandro Navarro: "Ud. ha utilizado las leyes y los derechos reconocidos por ella con descriterio, de manera irracional y desproporcionada. Es algo parecido a lo que hacen algunos abogados sin ética: muestran en juicio lo que no es real, alegan leyes pervirtiendo sus fines, buscan los resquicios más injustos, las vías más aviesas y los resultados más vergonzosos. (...) Ud. ha tenido un comportamiento antiético e inmoral. (...) No me cabe duda que Ud. conoce estas figuras legales, pues es profesor de derecho”

 

Y no solo eso: es imposible no darse cuenta de que Figueroa haya golpeado tan rudamente a los Mapuches, un pueblo originario que habitaba en Chile antes que llegara el invasor de España, y pueblo que Neruda amó desde siempre.

 

A todo eso, no maravilla saber que la Fundación, siempre bajo la nefasta presidencia de Figueroa, haya tratado de alimentar un olvido total de la fuerte militancia comunista de Pablo Neruda, pidiendo el retiro de un libro con los discursos parlamentarios de Neruda, con la risible justificación que había que pagar los derechos de autor cuando la verdad es que cualquier discurso parlamentario es, por definición, un acto publico, y censurando de facto un poema -Atención- en que Neruda hablaba a la juventud comunista invitando a la lucha. El poema, no publicado por la Fundación Neruda -que afirmó, por tramite de su entonces director Francisco Torres, que se habían olvidado- (!!) fue afortunadamente editado por la Fundación Delia del Carril.

 

Del sueño de Neruda, de su espléndida Cantalao en que jóvenes escritores habrían podido pasar periodos largos para crear sin preocupaciones, desdichadamente no queda nada, estancado por Figueroa, que usa a Neruda como un empresario usa una marca para ganar dinero, y invirtiendo ese dinero a favor de Ricardo Claro, personaje del régimen sanguinario de pinochet, régimen que Neruda, con su eficaz palabra, define de hienas voraces e infernales.

 

Hoy, 12 de Julio, fecha de nacimiento de Pablo Neruda, promovemos una iniciativa para que en Europa y en el Mundo se pueda conocer quien es Figueroa; de su infame lucha contra los Mapuches y los Derechos Humanos y de su amistad con Ricardo Claro, hombre de la dictadura pinochetista. Pedimos que Bono, Mario Benedetti, Antonio Skármeta, Julie Christie, Carlos Fuentes, Hernán Loyola, Volodia Teitelboim, renuncien a la medalla Pablo Neruda como símbolo de que no están de acuerdo con la actual administración de la Fundación Neruda.

 

Cualquier persona o asociación quiera adherir a esta carta puede mandarme un mail con su nombre.

 

Muchísimas gracias,

Michele Metta

http://islainfinita.altervista.org

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres